Skip to content
que hay detras de la gira de guaido cuestiona todo if revista digital revista libertaria capitalismo venezuela libertad 1

¿Qué hay detrás de la gira de Juan Guaidó en el exterior?

Rommel Veitia

Rommel Veitia

Periodista especialista en opinión política y consultor de Marketing egresado de la Universidad Santa María. Ha escrito más de 3.000 artículos y noticias para diferentes medios y blogs, tanto en América Latina como en Europa. Es productor y ancla del “podcast” de opinión política “Venezuela en 5 Gigas”
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+

Hay una gran diferencia entre el candidato político, que trabaja para alcanzar un puesto en la administración pública de un país que está en democracia, un presidente y un Presidente Encargado.

Lamentablemente el diputado Juan Guaidó no parece tener para nada clara esta diferencia y una vez más lo demuestra, al realizar una gira con el único fin de sostener reuniones de protocolo con mandatarios y ministros mientras en paralelo, realiza convocatorias meetings políticos.


¿Qué pasó en la gira?

Nada realmente para la sopresa, el diputado hizo todo menos lo que tenía que haber hecho; no vamos a revisar paso a paso la gira, pero basta con mirar algunos “momentos destacados” para comprender cuál pudo haber sido el verdadero objetivo estratégico, no para el país sino para la MUD-PSUV.

¿Necesitas un sitio web?

Recomendamos a quienes diseñaron y administran nuestra revista: MINDTEGRITY LLC.

La gira comienza cómo todo lo que hace el diputado a nivel de sus medios, rodeada de un ambiente de espectacularidad casi heroica; para calentar el ambiente e intentar subir su muy lastimada y disminuida popularidad.

Guaidó “carga contra la tiranía” en Bogotá durante la cumbre anti terrorismo, en la que también participó el Secretario de Estado de los EE.UU. Mike Pompeo; el diputado tildó a la gente de Maduro de terroristas y destacó sus nexos con Hezbollá.

Pero todo se desinfló rápidamente cuando la gira se dirigió a España, la estrategia mutó (como siempre) pasando del enfoque anti terrorista al enfoque de campaña política.

En Madrid lo importante no fueron las reuniones o las estrategias con el Presidente, del primer gobierno que reconoció a Guaidó como Presidente (E) el año pasado (porque Sánchez ni siquiera lo recibió); tampoco el caso de Delcy Rodríguez y la enorme polémica suscitada por sus reuniones en Barajas… En Madrid lo importante fue una concentración, en Madrid comenzó lo que luce como el verdadero objetivo estratégico de esta gira 2020.





Qué sucesos importantes, qué estrategias para la libertad de Venezuela se abordaron en Madrid, ninguna en Madrid solo se llevó a cabo una reunión para escuchar a Guaidó decir vaguedades y llorar de rodillas pidiendo perdón al mejor estilo Chávez.

Pero como en toda historia de ficción, el “story telling” de Guaidó siempre está bien definido por sus asesores; en la primera entrega nos vendieron “La ayuda humanitaria que entra sí o sí” y ahora en la secuela del 2020 esa gran proeza que realizaría el diputado, era la tan anhelada foto con el Presidente de los Estados Unidos de América Donald Trump, en el marco de una reunión estratégica para la liberación de Venezuela.



Pero al igual que el en el 2019, las proezas de las historias de Guiado nunca se cumplen y dejan una enorme desilusión entre sus seguidores.

La promesa de la reunión con el Presidente Trump se vio empañada casi de inmediato, cuando las incoherencias del diputado tomaron su rumbo habitual y, luego de tratar de terrorista al régimen de Maduro, abogó en Canadá por la inclusión de Cuba como factor importante en la solución del problema de Venezuela… bye bye Trump.

De inmediato el subsecretario de Estado para América Latina Michael Kozak, salió al paso de estas declaraciones señalando:

Sin embargo, los rumores de una reunión con el Presidente Trump siguieron su curso de cara al gran cierre en Miami.

El día del meeting político de Guiado en Miami… medios como EVTV repitieron en varias oportunidades, que habían rumores de una reunión con el Presidente Trump a pesar de que la agenda del primer mandatario estadounidense no contemplaba ningún acercamiento con el diputado, como reseñé en mi cuenta de twitter el 01 de febrero.

Finalmente en Miami se llevó a cabo un meeting entre el diputado y sus seguidores en el Centro de Convenciones del Aeropuerto de Miami, donde Guiado mostró una nueva faceta como “Coach Motivacional” en la que instó a los asistentes a visualizarse “Volviendo a Playa el Agua” en Margarita o caminando por “Sabana Grande”.

Y aunque los asistentes gritaron al unísono la palabra “Intervención”, Guiado puntualizó que las sanciones son el único método que tiene la comunidad internacional” para enfrentar a Maduro.


¿Por qué sucedió lo que sucedió?

El diputado Juan Guaidó no es loco y sus asesores mucho menos, no es un muchacho que está aprendiendo y se equivoca, es la punta de lanza de una estrategia, el problema es que el objetivo no es el que los que anhelamos la libertad quisiéramos.

Lo que pocos se han detenido a pensar es que con un Guiado con una popularidad visiblemente mermada en Venezuela, ¿Dónde puede la MUD conseguir los votos que necesita para asegurara su cuota de poder en la AN?

Los intentos de convocatoria del diputado en la capital fueron totalmente infructuosos a comienzos de enero y, ni siquiera el show que se montó en la “Asamblea Nacional” con las dos presidencias, alcanzó para que la gente saliera a la calle para apoyar al diputado…


¿A dónde podrían conseguirse estos votos entonces?

La respuesta es simple… en el exilio, donde hay más de cinco millones de venezolanos al día de hoy.

¿Sería descabellado pensar que un estratega tan astuto como J.J. Rondón haya enfilado las baterías en función de tocar la fibra emocional de los electores en el exilio?

Esto con dos objetivos, el primero lograr que puedan votar y así conseguir los puestos que necesitan mantener en la AN y el segundo, conseguir la foto de apoyo popular multitudinario que no pudieron conseguir en Caracas.

Veremos cómo se perfila el año electoral 2020, y como siempre el tiempo determinará si estas conjeturas eran las adecuadas o si por el contrario el diputado Guiado tiene toda una estrategia para liberar a la nación, pero “lo que se planea no se cuenta”.

Mientras tanto, todo el empeño de la MUD se va en estrategias electoreras y a Venezuela no la gobierna nadie.

 

Por: Rommel Veitia

¿Te gustó este artículo?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+