Skip to content
La guerra de la desinformación

La guerra de la desinformación

Jose Miguel

Jose Miguel

Antes de conquistar el poder, debemos conquistar los medios, por eso fundé esta revista y no un movimiento estudiantil. Estas son mis cuentas de Twitter @JoseMiguel_PG y @JP7___
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Rusia invadió Ucrania y la desinformación ha invadido a Occidente, cosa que no sorprende, pues es la consecuencia de nuestras malas decisiones.


 

¿Prefieres audio? Aquí lo tienes en podcast:


Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

 

De seguro habrán leído o escuchado sobre el libro de George Orwell titulado «1984». En ese libro hay un eslogan que utiliza el régimen del Gran Hermano: «La guerra es la paz. La libertad es la esclavitud. La ignorancia es la fuerza». ¿Me creerían si les digo que todos hoy día estamos viviendo bajo esos «principios», en la vida real?

En Twitter escribí:

Si han tenido la oportunidad de perder el tiempo en redes sociales -como yo- leyendo sobre la guerra en Ucrania, de seguro se han topado con esta nueva guerra de la desinformación, que coloca a Putin como «el bueno», o «el menos peor», como ustedes prefieran verlo, y a Zelensky como «el malo» o «el nuevo héroe».

¿Entendieron? No los culpo si no, porque hay tanta desinformación, que es normal que no sepamos qué creer, qué opinar, ni qué apoyar.

Repito: es la guerra de la desinformación.

Algunos han decidido olvidar el historial criminal de todos los regímenes rusos, con su tradición expansionista, de uso y abuso del poder, de irrespeto a los derechos de sus propios ciudadanos y de extranjeros, mientras que otros han convertido en «héroe» a un político del que oyeron por primera vez, hace una semana solamente.

¿Cómo llegamos a este nivel de desinformación y absurdos? Esta es una opinión personal, pero la respuesta que yo consigo para esto es: la renuncia total y absoluta a los valores sobre los cuales se fundó el que alguna vez fue el hemisferio más libre del mundo: Occidente.

Quedamos a la deriva y al mismo tiempo a merced de quien quiera conquistarnos, y pues los tiranos siempre han tenido una determinación envidiable al momento de conseguir los macabros objetivos que se proponen.

Nos gobiernan bajo la idea de «la ignorancia es la fuerza».

Como preferimos vivir equivocados, que admitir que lo estamos, los seres humanos caemos en la tentación de creer y difundir información que «sostiene» las locuras que nos inventamos en nuestras cabezas.

Vivimos en la era de la información, pero somos las generaciones de la desinformación, pues no estamos manejando correctamente el poder que tenemos: acceso ilimitado a internet.

Defendemos teorías paranoicas, solo por no dar nuestro brazo a torcer cuando sabemos que estamos equivocados. Preferimos vivir en la ignorancia, que aceptarla y así enrumbarnos por el camino de la sabiduría.

Rusia tiene un pasado que es totalmente antagónico a lo que hemos vivido en nuestros países occidentales. Rusia viene de Zares, está acostumbrada a vivir con dictadores, a obedecer a tiranos y a pagar el precio por desobedecerlos.

Nuestros países, en cambio, han sido infinitamente más libres, si los comparamos con esos que se han convertido en nuestros enemigos. Si bien nos hemos dejado arrebatar nuestros derechos individuales de la mano de gobiernos de izquierda, vivir en Occidente es más deseable que vivir en Rusia, China o cualquier otro con regímenes como estos.

Pero de ahí a querer justificar la posición de ignorancia, apelando a la «fuerza» de «Es que el tirano del otro lado del charco es el menos malo», reduce nuestro nivel intelectual al de una piedra o una cucaracha.

En nuestro continente hemos pagado un precio muy alto por darle el beneficio de la duda al «menos malo». ¿Lo vamos a hacer con uno de nuestros enemigos históricos más fuertes, porque «pelea contra el globalismo» o «es conservador, de derecha, cristiano ortodoxo», o lo que sea que te inventaste en la cabeza?

No, muchachos, «la ignorancia no es la fuerza». La ignorancia supina, esa en la que se cae por placer, nos hace más débiles y es por eso que hoy somos la generación de la desinformación.

Cierro con esto:

Hasta la próxima semana.
José Miguel

¿Qué opinas? ¡Comenta!

Los comentarios están limitados a 500 caracteres. Pueden abrir un hilo respondiendo sus comentarios, si necesitan más espacio.

Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Gaby

Ya era hora de que habilitaran los comentarios, siento que cada vez que leo uno de tus artículos me quedo con un montón de información en la cabeza sin tener con quien comentarla.

Revista tu email una vez te suscribas

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Revista tu email una vez te suscribas