Skip to content
El pobre discurso de guaido en el foro economico cuestiona todo noticias if revista digital revista libertaria capitalismo venezuela libertad

El pobre discurso de Guaidó en el Foro Económico Mundial

Nixon Piñango

Nixon Piñango

Periodista y escribidor. Artista de vez en cuando pero no perroflauta. Liberal de verdad.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+

Guaidó habló hoy en el Foro Económico Mundial, en Davos. Se crearon muchas expectativas cuando salió la noticia de que tendría una participación allí, porque aparentemente hablaría de economía, cosa que hizo muy tímidamente, porque se limitó a hacer una reseña general de las cosas que todo el mundo ya sabe.


Esto quizás haya sido también porque su presencia se confirmó a última hora y el espacio de tiempo pudo haber sido reducido por eso, aunque luego vimos que la moderadora colombiana sostuvo una entrevista con él que, al menos en el canal VPI, no fue transmitida completamente. Ya veremos si aparece completa por YouTube en unos días.



El discurso como tal fue corto, de poco más de quince minuto, y comenzó con Guaidó hablando de la Cuarta República, de que Venezuela era un país que no estaba tan mal en esos años: «vivíamos con muchas limitaciones, pero con la convicción de con esfuerzo y trabajo podíamos movernos, ascender en la posición social», fueron sus exactas palabras. Asimismo aludió a que el resto del mundo lo sabía y que por eso Venezuela recibió a muchísimos inmigrantes que llegaban al país para beneficiarse de tal realidad.

Algo muy importante fue que se refirió al chavismo como un terrible modelo. Concretamente dijo: «desde 1999 a hoy, Venezuela ha sido gobernada por un terrible modelo que ha destruido la capacidad adquisitiva». Aunque no mencionó la palabra socialismo ni se refirió al modelo socialista como el causante de esas desgracias que describió; sólo instó a que imaginaran que una Venezuela con «capacidad de inversión» podría ser posible una vez que el régimen de Maduro terminara.

¿Necesitas un sitio web?

Recomendamos a quienes diseñaron y administran nuestra revista: MINDTEGRITY LLC.


«Aunque Guaidó no mencionó la palabra socialismo ni se refirió al modelo socialista como el causante de esas desgracias que describió; sólo instó a que imaginaran que una Venezuela con «capacidad de inversión» podría ser posible una vez que el régimen de Maduro terminara.»Nixón Piñango

A continuación, puntualizó los problemas comunes de Venezuela que están boca de todos hoy en día: «dos tercios de la producción petrolera murió», «una inflación anualizada de dos millones por ciento» y también mencionó el creciente éxodo de venezolanos, millones de venezolanos expulsados hacia todas partes del mundo y de los cuales cinco millones y medio están únicamente en Colombia, un éxodo sólo superado por Siria, que es un país en guerra.

Casi al final del discurso, habló sobre el problema del arco minero de Guayana y se refirió a un territorio «del mismo tamaño que Portugal» destinado a la explotación del «oro de sangre» que se está utilizando para financiar a grupos irregulares como el ELN y Hezbollah. Hizo mucho hincapié en este punto porque lo usó para justificar la idea de que en Venezuela «no hay un gobierno» sino una banda de crimen organizado usurpando el poder.

Algo mencionó sobre la corrupción, pero no hizo mención a otros temas económicos fundamentales como la cuestión de los bolichicos y enchufados, que también están dispersos alrededor del mundo, muchos de ellos disfrazados como exiliados, y que están disfrutando de todo lo que se robaron cuando estuvieron en Venezuela. En ese sentido, el discurso fue bastante evasivo y acomodaticio.

¿Necesitas hosting web?

Recomendamos a quienes diseñaron y administran nuestra revista: MINDTEGRITY LLC.

Desde el punto de vista analítico, fue además un discurso pobre y ensombrecido por la prevalencia del propagandismo hacia su causa, pero sobre todo vacío por la no exposición de soluciones de su parte hacia la crisis venezolana. No sólo no habló sobre sus propuestas económicas, sino que al respecto de su estrategia para salir del régimen sólo se limitó a decir «no podemos solos». Simplemente podemos esperar que esta visita a Suiza por lo menos haya servido para hacer un lobby convincente y no más politiquería diplomática.


«Desde el punto de vista analítico, el discurso de Guaidó fue pobre y ensombrecido por la prevalencia del propagandismo hacia su causa, pero sobre todo vacío por la no exposición de soluciones de su parte hacia la crisis venezolana.»Nixón Piñango

 

Por Nixon Piñango.

¿Te gustó este artículo?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+

Un siglo en Venezuela

Desliza la imagen...

¿Ya nos sigues en Facebook?

¡Únete a nuestro Grupo de Facebook!

Publicación Especial

"Lo que realmente importa en la vida"