Skip to content

¿Contra qué pelea Bitcoin?

Jose Miguel

Jose Miguel

Antes de conquistar el poder, debemos conquistar los medios, por eso fundé esta revista y no un movimiento estudiantil. Coméntame tu opinión en Twitter aquí @JP_7_
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+


 

¿Prefieres escuchar este artículo? Lo hemos grabado aquí:


 

Todo disidente siempre tendrá al tirano buscándolo, atacándolo, inventándole historias para desprestigiarlo y destruirlo. Pero éste no es cualquier disidente.


Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

 

Es muy difícil tratar de ver las cosas desde otra perspectiva, cuando por años, décadas y siglos las hemos visto de una misma forma. Esto no necesariamente habla mal de nosotros como seres humanos, pues somos animales de costumbre y si estamos acostumbrados a hacer las cosas de una manera, toma perseverancia, repetición y tiempo el cambiar eso.

Los cambios son parte del día a día. Resistirse al cambio es resistirse a vivir, pero hay unos que se resisten al cambio porque lo ven como un asunto de vida o muerte. ¿Quiénes? Las mafias más hambrientas de poder en el mundo: los gobiernos, las instituciones tradicionales y los bancos.

Por siglos, estos monstruosos aparatos han dominado a la sociedad. Los gobiernos, instituciones tradicionales y bancos controlan cada aspecto de la vida de los seres humanos, no solo a través de sí mismas, sino de organizaciones y otras figuras a las que disfrazan para que sirvan a sus oscuros objetivos.

Pero un disidente nació en enero del 2009 y tiene a los gobiernos, las instituciones tradicionales y los bancos, detrás de él: Bitcoin.


 

Los gobiernos, instituciones tradicionales y bancos controlan cada aspecto de la vida de los seres humanos, no solo a través de sí mismas, sino de organizaciones y otras figuras a las que disfrazan para que sirvan a sus oscuros objetivos.José Miguel

 

Tres contra uno

Como toda gran innovación, Bitcoin se ha encontrado con la primera pared de toda idea novedosa: la resistencia.

Quienes no lo entienden, lo critican. Quienes lo entienden, pero juega en contra de sus intereses, se oponen y lo calumnian. Quienes lo defienden, lo hacen a pesar de cualquier cosa que el sistema se invente, pues para éstos defensores Bitcoin representa la salida de cada uno de nosotros, de un sistema controlado por tres mafias: gobiernos, bancos centrales y bancos comerciales.

Es un tres contra uno.

Desde el gobierno, se utiliza todo el peso de éste para tratar de eliminarlo y controlarlo. Muchos países han intentado prohibirlo, pero para prohibir Bitcoin tendrías que apagar internet, algo que ya parece imposible. Por su parte, los bancos centrales se apalancan en el poder del gobierno, para tratar de desaparecerlo, porque saben que no pueden controlarlo. También utilizan el peso que tienen sobre los bancos comerciales, para que éstos últimos no los acepten dentro del sistema financiero. Y los bancos comerciales le dan mil y una vueltas al asunto, para ver de qué manera ellos pueden intervenir en el sistema, seguir cobrando comisiones y sirviendo a los gobiernos como mecanismo de vigilancia de las personas.

Es una pelea injusta, pero que vale la pena pelear. Si estos tres carteles -el gobierno, los bancos centrales y los bancos comerciales- están tan ansiosos de desaparecer de la faz de la tierra a este disidente, algo bueno debe tener, ¿no? Algo que quizás los amenaza a ellos y solo a ellos: Sí, se llama descentralización del sistema financiero, por fin la libertad económica.


 

Bitcoin representa la salida de de cada uno de nosotros, de un sistema controlado por tres mafias: gobiernos, bancos centrales y bancos comerciales.José Miguel

 

Los gobiernos

El poder es muy sabroso, pero más sabroso es el poder absoluto.

Los funcionarios que controlan el poder político a través de la institución del gobierno, lo saben. Los gobiernos son tan grandes y tienen tanta participación en nuestras vidas, que desde él se puede conseguir prácticamente lo que se quiera. Basta usar su poder a media o toda máquina, para poner a una sociedad a pensar, actuar y comportarse como se nos ocurra.

Conquistar el poder político es una de las competencias más sucias que existen desde hace siglos. Los malos lo ven como un medio para alcanzar sus fines y los buenos lo ven como una oportunidad para controlar al mal. Lastimosamente, son los malos los que más han ganado estas batallas, tomando el control absoluto de esta institución y usándolo a favor.

Todo lo que ponga en amenaza al gobierno, es un «enemigo», nos hacen creer ellos, y Bitcoin lo hace. ¿Por qué? Porque es imposible tener a una sociedad controlada, si ésta es financieramente libre. Si el valor del trabajo de una persona perdura en el tiempo o se convierte cada vez en más valor, ¿Cómo podría un funcionario que no produce nada, chantajear a la gente para que se comporten y piensen como él quiere? ¡Imposible!

Por eso lo gobiernos anuncian incansablemente que «prohibirán Bitcoin», porque lo único que produce el gobierno es: moneda. Una moneda que no vale nada y cada vez vale mucho menos a medida que imprimen e imprimen, pero ese es el único producto que los gobiernos producen, la moneda y -como todo monopolio- al gobierno no le gusta la competencia.

Los gobiernos producen moneda a través de una institución que no tienen ninguna razón de ser para existir: Los bancos centrales. Y si no podemos competir con algo mejor, ¿Qué hacemos? Pues tratamos de eliminar a la competencia; eso es lo que hace un monopolio y el gobierno es uno de ellos.


 

Es imposible tener a una sociedad controlada, si ésta es financieramente libre.José Miguel

 

Los bancos centrales

Qué sabroso es decirle a la gente qué es dinero y qué no, con qué moneda pueden hacer negocios y con qué moneda no. Pero más sabroso aún es tener el poder para decidir cuándo el dinero de la gente tiene valor y cuándo no. ¿El sueño húmedo? Tener el control para decirle a la gente cuánto vale su dinero.

Los bancos centrales han hecho esto por siglos y Bitcoin llega para poner su monopolio en juego. Desde los bancos centrales se hace todo lo posible para detener la adopción de Bitcoin por parte de la gente, emitiendo leyes a través del gobierno para que lo detengan, lo regulen, lo prohíban y lo desaparezcan. También se han inventado la figura de «moneda digital», que no es más que una gran estafa de éstos para lograr ese mundo soñado en el que los gobiernos saben cada movimiento que todas las personas en el mundo hacen con el dinero. Los bancos centrales son los más preocupados por la existencia del dinero descentralizado, porque estos están acostumbrados a ser la institución central.

Los bancos centrales le han hecho creer a millones de personas que el dinero se puede crear de la nada, con solo prender una impresora y poner a imprimir papeles con números que representan «su valor». Cuando hay crisis, los bancos centrales las empeoran y cuando no hay crisis, las crean.

El propósito es netamente macabro: una sociedad subordinada a los deseos de una institución central de la que no puedan escapar. ¿Y qué mejor que una institución que controla el dinero de la gente?

Contra ellos pelea Bitcoin, y todo aquel que crea, confie y posea este activo digital que no es más que el peor disidente con el que se han encontrado los gobiernos y los bancos centrales.

Pero hay otros que están temblando: los bancos comerciales.


 

Cuando hay crisis, los bancos centrales las empeoran y cuando no hay crisis, las crean.José Miguel

 

Los bancos comerciales

Ninguno de nosotros «tiene dinero en el banco», solo tenemos cuentas bancarias. El dinero depositado en una cuenta bancaria tradicional está bajo el poder absoluto y la custodia de la institución a la que le confiaste semejante función: guardarte el dinero.

Si un banco comercial considera que tu dinero representa una «amenaza» para la seguridad nacional, te lo confisca. Si un banco comercial considera que el dinero que estás recibiendo «es de origen ilícito», te lo congela. Si un banco comercial considera que tu estatus «no es legal», no te permite tener cuenta bancaria. Si un banco recibe una instrucción del funcionario de turno en el gobierno, de que deben detenerte el uso de tu dinero, lo hace. Y si a un banco comercial le pareces «sospechoso», se lo reporta inmediatamente al gobierno.

Los bancos comerciales NO son «instituciones financieras» para «guardar tu dinero de manera segura»; son otro instrumento de vigilancia de los gobiernos sobre la gente.

¿Y qué pasa si ya no necesitamos más guardar nuestro dinero en los bancos, porque podemos tenerlos en una cartera digital en nuestro teléfono o en un dispositivo que parece un pendrive? Pues los bancos pierden su sentido. ¿Y qué pasa si para enviar dinero de una persona a otra, ya no necesitamos a un tercero para que «valide», «dé seguridad» y sirva de intermediario entre las partes, cobrando una jugosa comisión por ellos? Pues los bancos dejan de ser necesarios.

Contra este cartel también pelea Bitcoin, contra el cartel bancario. Han gozado de poder absoluto para vigilarnos, para hacer lo que el gobierno quiera y para lavar dinero a peligrosos terroristas, a otras instituciones, a narcotraficantes y para estafar a la gente, sin pagar el precio por sus crímenes.

Revisa cualquier caso en el que un banco comercial haya cometido una falta y verás que la multa fue infinitamente menor que la rentabilidad que obtuvieron por cometerla.


 

Los bancos comerciales NO son «instituciones financieras» para «guardar tu dinero de manera segura»; son otro instrumento de vigilancia de los gobiernos sobre la gente.José Miguel

 

El disidente

En otros artículos sobre Bitcoin he dicho que yo no lo llamo «moneda digital», sino «activo digital». Es una propiedad que se puede dividir en tantas porciones, que se hace accesible a las masas y cada uno de nosotros puede poseer una parte; a pesar de que solo existirán en el mundo veintiún millones de ellos.

¿Una propiedad para qué? Estamos frente a un cambio de paradigma, en el que se está construyendo una nueva red monetaria, un nuevo sistema financiero y todo sistema financiero necesita una reserva de valor. Antes tuvimos al oro, luego Richard Nixon cometió la grotesca idea de confiscar el oro y decretar al dólar estadounidense como «la reserva de valor» mundial.

Bueno, este nuevo sistema financiero digital se sostiene sobre un disidente: Bitcoin.

Quien lo posee, es parte de este movimiento; un movimiento que desafía al status quo y que se niega a seguir subordinado a la mafia del gobierno, los bancos centrales y el cartel bancario mundial. ¿Por qué cosa podríamos cambiar a Bitcoin? Por una tecnología que sea mucho mejor, no por un aparato institucional de hace siglos, controlado por dinosaurios que gozan concentrar el poder en sus manos y hacer con nuestras vidas lo que ellos quieran.

Para cerrar, piensa en esto: ¿Qué habrías hecho si años atrás hubieses tenido el conocimiento de hoy día y la oportunidad de comprar oro? De seguro lo habrías comprado.

Bueno, la vida te está dando una segunda oportunidad.

¿Te gustó este artículo? ¡Compartelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+