Skip to content

Cómo saber si un país tiene el sistema ideal para vivir

Jose Miguel

Jose Miguel

Antes de conquistar el poder, debemos conquistar los medios, por eso fundé esta revista y no un movimiento estudiantil. Coméntame tu opinión en Twitter aquí @JP_7_
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+

En Latinoamérica -lamentablemente- estamos acostumbrados a vivir en los peores sistemas políticos, sociales y -especialmente- económicos.


 

¿Prefieres escuchar esta publicación? Aquí la tienes en formato de podcast:


Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

 

Es por eso que el latinoamericano rápidamente se deslumbra con países en los que el sistema le permite a la gente vivir tranquilamente, con muchas más libertades que las que conocemos en Latinoamérica y con más opciones.

Entre nosotros en Latam, se ha crecido con la idea de que países como Canadá, Australia y los países nórdicos son «el paraíso en la tierra». Estados Unidos, en cambio, genera como un sentimiento encontrado, porque a pesar de la gran influencia estadounidense que tenemos en la región, los medios en nuestros países tratan de pintarlo como «infierno en la tierra».

En Twitter escribí:

El enamoramiento que tienen millones de latinoamericanos con Canadá, Australia y los países nórdicos, viene de la bendita fantasía tercermundista en la que crecimos, que nos hace considerar que «si en un país la salud y la educación son gratis» y «si se reciben muchos beneficios gracias al estado de bienestar», entonces ese país es «el paraíso».

Hemos crecido con una influencia política muy pesada en ideas de izquierda, que le ha hecho a muchos andar por la vida con esa especie de «Cuento de hadas» sobre los países mencionados, mientras que en Estados Unidos -por ejemplo- se trabaja tanto como sea posible, se descansa tan poco como sea necesario y se ahorra tanto como uno puede.

Pero en la mente y el corazón de una persona formada con ideales de izquierda, Canadá y Australia son «mejores» países que Estados Unidos, por todas estas diferencias en sus sistemas.

¿Qué deberíamos observar al considerar que un país y su sistema sean ideales para vivir?

No es la educación gratis, tampoco la salud «regalada». Dejen de creer que se trata de «la cantidad de beneficios que se reciben», especialmente si son beneficios otorgados o impuestos por el Estado.

Los países, al igual que las personas, tienen su propia filosofía. En los países serios, esta filosofía se expresa a través de su constitución y uno puede lograr identificarla analizando el comportamiento de los ciudadanos.

Algunos países escriben sus constituciones para otorgarle más poder y derechos a esa figura llamada «Estado», la cual se expresa a través de funcionarios públicos que viven mejor que los ciudadanos por los que se supone deberían gobernar, condenando a los individuos a la dependencia, pobreza y esclavitud moderna.

En Twitter:

Otros países han escrito sus constituciones con una premisa correcta: limitar el poder el gobierno, para permitir la libertad de los ciudadanos.

¿En qué sistema prefieres vivir? ¿En un sistema que te deja ser y hacer (laissez faire), dejando claras las reglas básicas de convivencia entre las personas, o en un sistema que te dice cómo ser, qué hacer y las reglas son más que las libertades?

Cierro con esta anécdota, para que veamos la diferencia:

La esposa de mi hermano mayor se reunió con un estadounidense para hablar de un trabajo de construcción de unas propiedades. En el plan estaban dos zonas en consideración que están en Florida: Cape Coral y Lehigh Acres.

Cape Coral es una ciudad bastante nueva y urbanísticamente organizada. El gobierno de Cape Coral hace un trabajo genial en mantener el urbanismo pulcro, gracias a regulaciones que le dicen a las personas qué está permitido hacer -incluso en su propiedad- y qué no. La ciudad siempre se ve limpia y organizada, como estamos acostumbrados a ver las ciudades americanas en las películas.

Por su parte, Lehigh Acres es «a la voluntad de las personas». Lehigh Acres es una zona virgen en desarrollo y esta ciudad ni siquiera tiene un ente regulador como Cape Coral. Reglas básicas vienen del Condado Lee, pero la gente tiene menos reglas que cumplir que en Cape Coral y la ciudad, en desarrollo, no luce para nada organizada como Cape Coral, de hecho, no se ven ni aceras aún.

En la conversación con el estadounidense, este le dice a la esposa de mi hermano mayor y a su socia que «no entiende porqué la gente prefiere Cape Coral sobre Lehigh Acres». Ellas responden: «Porque se ve más limpio, organizado y todo parece tener una razón de ser».

Él les dice:

«Eso tiene un precio: la libertad de hacer. La gente está acostumbrada a ver los lugares regulados por un gobierno como «ideales», porque la vida parece «mejor» cuando estos les dicen qué pueden hacer y qué no. Cape Coral es organizado porque solo tienes permitido hacer lo que la ciudad (el gobierno) te deja; son ellos los que escriben tu destino.

Por su parte, Lehigh Acres es un alma libre. Los estadounidenses preferimos vivir en lugares donde ni el gobierno, ni nadie, tienen el derecho a decirnos cómo vivir; así que este proyecto será en Lehigh Acres.»

Cuando uno escoge dónde quiere vivir y el tipo de sistema, hay que tener los principios tan claros como este señor: que podamos ser y hacer.

 

Mensaje del Editor del 29 de agosto de 2021.

¿Te gustó este artículo? ¡Compartelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+