Skip to content

Cómo la izquierda quiere acabar con la civilización Occidental

Alexis Paredes

Alexis Paredes

Libertario | Vida, Libertad y Propiedad, en ese orden | El capitalismo sí funciona | ¡Muerte al tirano, abajo el comunismo!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+

Occidente y civilización, dos palabras que van de la mano, como quienes muestran afecto y sentido de pertenencia.


Tiempo estimado de lectura: 7 minutos

No existe una condición geográfica o lingüística para ser parte del mundo occidental, lo que nos une es la visión sobre la familia, la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad, también las instituciones y leyes, que nos han distanciado considerablemente de la barbarie y el totalitarismo del mundo anti occidental, socialista y terrorista. 

A lo largo de la historia nuestra civilización ha estado bajo asedio y ataques constantes. Los métodos han evolucionado, ya no es la invasión frontal de un imperio islámico, sino un ataque sutil de la izquierda perpetrado por elementos de nuestra misma sociedad motivados por ideas violentas e irracionales. Lo “políticamente correcto” es el método, y el instrumento son estos grupúsculos de salvajes que dicen representar a minorías, supuestamente marginadas. Venden la idea de que tener éxito en la vida no depende de tus acciones, sino de nacer con cierto color de piel, estatus social o sexo. 


Los métodos han evolucionado, ya no es la invasión frontal de un imperio islámico, sino un ataque sutil de la izquierda perpetrado por elementos de nuestra misma sociedad motivados por ideas violentas e irracionales.Alexis Paredes


A estos salvajes les amenaza la mera existencia de los blancos, “por ser descendientes de esclavistas”; de los hombres, “por el sistema opresivo patriarcal”; de los heterosexuales, porque “han oprimido” a las lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, transgéneros, intersexuales​, queer​, asexuales y cuantos mas términos quieran inventar; de los judeo-cristianos, por ser co-responsables de todo lo que es hoy occidente. El único camino a la expiación es que renuncies a tu fe, “deconstruyas” tu género, menosprecies la masculinidad y te arrodilles por haber nacido blanco. 

Esta neo inquisición ha invadido toda nuestra cultura. El bombardeo contra occidente es tan agresivo como el de Pearl Harbor. Se apalancan en los famosos, en los medios de comunicación tradicionales y en la industria mafiosa del entretenimiento para impregnar a cuantos puedan con sus ideas disfrazadas de causas nobles.

¿Necesitas un sitio web?

Recomendamos a quienes diseñaron y administran nuestra revista: MINDTEGRITY LLC.


El bombardeo contra occidente es tan agresivo como el de Pearl Harbor. Se apalancan en los famosos, en los medios de comunicación tradicionales y en la industria mafiosa del entretenimiento para impregnar a cuantos puedan con sus ideas disfrazadas de causas nobles. Alexis Paredes


Han utilizado el grosero asesinato de un ciudadano a manos de un criminal con uniforme de policía, para denunciar un supuesto racismo sistémico en EE.UU. como justificación para la destrucción y el caos. Ellos no muestran los números, ni las estadísticas, solo les importa hacer “verdad” su mentira y manipular. 

Pero, ¿qué dicen los datos? Veamos…


«Racismo» vs Violencia

Según un informe del FBI del año 2018, de 2925 afroamericanos asesinados, los victimarios fueron casi 90% otros afroamericanos. Otro informe (1980-2008) refleja que el 52.5% de los homicidios fueron cometidos por afroamericanos, cuando representan apenas el 12.6% de la población, según Bureau of Justice Statistics. También, según Washington Post, en 2019 fueron asesinados en EE.UU. por la polícia 1003 personas, de las cuales 405 eran de raza blanca y 250 eran de raza negra, es decir un 15% menos. ¿Tienen razón en denunciar racismo sistémico? Los datos dicen que no.

¿Necesitas hosting web?

Recomendamos a quienes diseñaron y administran nuestra revista: MINDTEGRITY LLC.

Ellos solo gritan como salvajes y vandalizan paredes diciendo que “las vidas negras importan” –una frase bastante racista para quienes dicen luchar contra el racismo- y si alguien se atreve a decir algo más armonioso, como “todas las vidas importan” paga las consecuencias. ¡Al paredón! Sustituyen un racismo por otro.


¿Participaste en el Blackout Tuesday? Aquí voy…

En otro caso, cuando crearon la tendencia blackout tuesday, prácticamente no hubo un famoso/influencer que no la apoyara. Sí, un pantallazo negro en una red social es inofensivo pero el trasfondo -el objetivo- es lo realmente perverso, medir el nivel de obediencia de las masas. Esa tendencia fue compartida unas 29 millones de veces en redes sociales. Allí no termina todo, cualquiera que se oponga a apoyar sus agendas y sus métodos -porque piensa diferente, es crucificado. Crece el temor a ser linchado por la turba. 


No hubo un famoso/influencer que no la apoyara el «pantallazo negro» en una red social. Es inofensivo, pero el trasfondo es lo realmente perverso: medir el nivel de obediencia de las masas.Alexis Paredes


Este monstruo colectivista e insaciable quiere más, van por todo. Van por el lenguaje, por nuestras costumbres y símbolos, por las iglesias, las familias. Y al final de todo también van por nuestra historia, ¿Qué mejor manera de dominarnos que reescribiéndola? Lo había advertido Orwell: «Quien controla el presente, controla el pasado y quien controla el pasado, controlará el futuro.» Es exactamente su intención al atacar las memorias de Abraham Lincoln -presidente republicano que abolió la esclavitud- o, a quien tildaron de racista, Sir Winston Churchill, quien fue fundamental para acabar con un racista y genocida defensor de la raza aria.


«Esos que nieguan sus historia, están condenados a repetirla»


El hombre blandengue de Occidente

Cuando trasladamos la situación al ámbito político, el problema luce aún mas preocupante y es que la gran mayoría de los líderes de nuestra civilización son hombres débiles y maleables; dispuestos a ceder en las pretensiones de estos salvajes con la excusa de la paz y de tolerancia. La verdad es que no puede haber tolerancia con el intolerante; ni podemos ofrecer la paz al salvaje que está dispuesto a destruir el orden establecido. Por más justa que parezca una causa, no podemos firmar un cheque en blanco y abrazarla como nuestra, debemos cuestionarnos todo, buscar la verdad.


La gran mayoría de los líderes de nuestra civilización son hombres débiles y maleables; dispuestos a ceder en las pretensiones de estos salvajes con la excusa de la paz y de toleranciaAlexis Paredes


Podemos contar con los dedos de una mano los líderes políticos que sí están dispuestos a detener la barbarie antioccidental, a pesar de ser una tarea impopular y titánica. Son esos que llaman las cosas por su nombre, que niegan a arrodillarse ante el establishment socialista mundial.


«Deberíamos estar de pie, derechos y en alto, preferiblemente con un saludo o la mano en el corazón. Hay otras cosas contra las que podemos protestar, pero no contra nuestra Grandiosa Bandera Estadounidense. ¡No te arrodilles!» – Donald Trump.


Los líderes de la civilización occidental deberían estar al frente de esta guerra. No me malinterpreten, esta no es una guerra de armas ni de botas militares, no; esta es una guerra de valores, de moral, de ideas, de defender lo correcto. Es una guerra para proteger a nuestras instituciones, principalmente a la familia, la mas sagrada de todas; de velar por nuestras costumbres y el legado de nuestro mundo, y defenderlas del salvajismo del lumpen. 

Occidente está en una etapa crítica y depende nosotros, unos pocos, ser luz en tiempos de oscuridad.

 

Por: Alexis Paredes

¿Te gustó este artículo?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+

¿Ya nos sigues en Facebook?

¡Únete a nuestro Grupo de Facebook!

Publicación Especial

"Lo que realmente importa en la vida"