Skip to content
Cómo Derrotaremos al Chavismo y la Falsa Oposición MUD-FA en el 2020 cuestiona todo if revista digital revista libertaria capitalismo venezuela libertad

Cómo Derrotar al Chavismo y a la Falsa Oposición MUD-FA en el 2020

Jose Miguel

Jose Miguel

Antes de conquistar el poder, debemos conquistar los medios, por eso fundé esta revista y no un movimiento estudiantil. Sígueme en GAB @JoseMiguel7
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+

Ser chavista es más que usar una franela roja, recordar con emoción al galáctico muerto o estar inscritos en el PSUV. Ser chavista es defender y practicar unas ideas: las ideas del mal. Ser chavista es: ser socialista, ser de izquierda.


El comienzo del 2019

El 2019 prometía; en los primeros meses del año la posibilidad de derrocar al cartel de Narcos (PSUV) parecía estar a la vuelta de la esquina. Estoy seguro que todos coincidimos que en el 2019 tuvimos la mejor oportunidad -en 20 años- de salir de la desgracia chavista y empezar a reconstruir la República, pero nos la frustraron.

Ya veníamos con la mente y el corazón cargado de dudas, pues el chavismo, aún en manos de quien parece ser un incompetente -pero no lo es- siempre ha sabido jugárselas. Desde el inicio, con el tirano galáctico, este movimiento del mal (el chavismo) ya venía asesorado por Cuba y Rusia. ¿Y qué saben hacer a la perfección los comunistas? Formar a su propia oposición, antes de que la verdadera se les forme. Fue así como pusieron en acción otra gran Mentira del Socialismo: La Inteligencia Cubana G2 y la «Oposición».

Tenemos que admitirlo, nadie conocía a Juan Guaidó antes del 5 de Enero de 2019. Algunos podrían saber una que otra cosa de él, pero estos genios del mal lograron convencer al país -otra vez- de que «había llegado una cara fresca, joven, sin pasado oscuro, vicios ni vínculos con el chavismo ni la vieja política». La MUD-FA le hizo creer al país que Juan Guaidó era un mesías, el salvador ideal para Venezuela y resultó ser -al igual que ellos- un estafador.

¿Necesitas un sitio web?

Recomendamos a quienes diseñaron y administran nuestra revista: MINDTEGRITY LLC.

Pero no se podía desperdiciar el momento «histórico», «único», y todos debíamos confiar en que «esta vez si sería la que todos estamos esperando». Aunque el individuo en cuestión pareció recular, vacilar, no saber qué hacer con el peo en el que se había metido, la presión ciudadana e internacional lo llevo a hacer lo que parecía no querer: Proclamarse Presidente (E).

Y sí comenzó todo, un 23 de Enero.


La MUD-FA le hizo creer al país que Juan Guaidó era un mesías, el salvador ideal para Venezuela y resultó ser -al igual que ellos- un estafador.


Dejándose ver las costuras

El disfraz de «nuevo líder, puro, incorruptible, sin vicios ni vínculos oscuros» le duró muy poco.

Apenas nuestro aliado más fuerte, Estados Unidos de América, anunció -primero que nadie- que reconocía al personaje del disfraz como «Presidente (E)», en medio de una dura campaña de Donald Trump contra el socialismo, el disfrazado de «nuevo líder» le dio la espalda y selló sus relaciones con su verdadera comunidad: La Internacional Socialista.





Mandó a su compañera de vacaciones a EE.UU, para que ella se reuniera con Trump, «se comprara un Apple Watch» y tuviese sus vacaciones pagas en el imperio; ese que los socialistas «tanto odian». El disfrazado de «nuevo líder» nunca mostró el más mínimo interés en sellar alianzas con EE.UU., Brasil ni Colombia, nuestros aliados clave.

En lugar de eso, las costuras se le empezaron a ver, especialmente cuando lo vimos en aquella tarima, acompañado por Henry Ramos Allup, Capriles Radonsky, Manuel Rosales, Edgar Zambrano y Luis Florido, entre otros. ¿Que no tenía pasado oscuro? ¿Que era incorruptible? Lo primero quedaba en evidencia que no era cierto y lo segundo estaba por verse.


En medio de una dura campaña de Donald Trump contra el socialismo, el disfrazado de «nuevo líder» le dio la espalda y selló sus relaciones con su verdadera comunidad: La Internacional Socialista.


Se le descoció el disfraz

Cúcuta fue un fiasco. Las promesas que le hizo el cartel político MUD-FA a la Comunidad Internacional, en relación con la Ayuda Humanitaria y las Fuerzas Armadas y todo ese show para que desertaran, terminó por ser una trampa, la primera gran estafa del Presidente (E)stafafor.

Días más tarde, el 30 de abril, lo vimos subordinado en La Carlota a su amo: Leopoldo López. Otra gran estafa a los venezolanos, al hacerles creer a todos -y al mundo entero- que «tenían bajo su control a la Base Aérea de La Carlota». Resultó que ambos estaban sobre uno de los elevados de la autopista, tomándose fotos y viendo el amanecer.

Pero todo este fraude fue muy rentable. Este cartel político logró amasar recursos materiales y financieros, esos que llamamos «Ayuda Humanitaria», que le servirían de financiamiento para lo que se venía.

¿Se acuerdan de que «el nuevo líder era incorruptible»? Sale a la luz pública el primer caso de corrupción: El Cucutazo. Los funcionarios que este personaje envió a Cúcuta para administrar los recursos de la Ayuda Humanitaria y atender a los militares que habían desertado, fácil y rápido se tomaron unas vacaciones y entre prostitutas, bares y hoteles, los recursos fueron malgastados.

Si robarse el dinero del petroleo es un delito que exige todo el peso de la ley , ¿qué será el robarse los recursos que eran destinados para sanar la peor crisis humanitaria del siglo XXI?

Ahora bien, ¿Que no fue Guaidó? Ya casi pasa un año desde entonces, él lo supo y no hizo nada. Ha callado como lo que es: un burdo chavista.

Todo venezolano de bien sabe que, Para Salir de Maduro, Debemos Acabar con Cualquier Foco de Corrupción


Las promesas que le hizo el cartel político MUD-FA a la Comunidad Internacional, en relación con la Ayuda Humanitaria y las Fuerzas Armadas y todo ese show para que desertaran, terminó por ser una trampa, la primera gran estafa del Presidente (E)stafafor.


Más de lo mismo

El disfrazado de Presidente (E) perdió la vergüenza rápido y A los 20 Años de Chavismo se le Sumaron Los Meses de Juan Guaidó.

Casos de corrupción abiertos y no investigados. El mantra del «cese de usurpación, gobierno de transición y elecciones libres» fue cambiado por «separación de cargo, consejo de gobierno y elecciones con el chavismo». Las mesas de diálogo para la cohabitación entre el chavismo y la MUD-FA estuvieron a la orden del día, en islas caribeñas y países lejanos.

El agente del chavismo y la MUD-FA, Juan Guaidó, se burló de lo venezolanos en torno al tema de la Intervención Militar, haciendo chistes sobre el tema desde tarimas y en medios de comunicación. Y el «Gobierno Interino» resultó ser Una Jugada de la Inteligencia Cubana G2 para posicionar a sus agentes aliados (Juan Guaidó, Carlos Vecchio, Miguel Pizarro, Stalin Gonzalez y Julio Borges) en cargos públicos en todos esos países y organizaciones en los que el chavismo ya no tenía legitimidad, y así detener cualquier acción contundente de la Comunidad Internacional en su contra.

El 2019 fue un año de estafas y esta vez no fue el Narco-Comunista Maduro: En 2019 el Estafador fue Juan Guaidó.


El 2019 fue un año de estafas y esta vez no fue el Narco-Comunista Maduro: En 2019 el Estafador fue Juan Guaidó.


Conozcamos sus mañas y robémosle el poder

Son Cuatro las Columnas que Sostienen a Estos Dos Carteles en Venezuela: El poder político, el dinero, las armas y la opinión pública. Desde esta tribuna queremos proponerles que derrumbemos juntos la última: la opinión pública. Y ya está en marcha, pues tanto en el interior, en el exterior, como en redes sociales, la MUD-FA no tiene influencia, credibilidad ni genera matriz de opinión; mucho menos el chavismo.

El cartel de la droga usa los medios que controla, para impulsar las mentiras que solo ellos se creen y divierten a los pocos seguidores que aún les quedan. Pero son los del cartel político MUD-FA los más peligrosos en este campo, pues manipulan, hacen trampa y utilizan a sus palangres MUaDecos («Periodistas dentro y -especialmente- fuera de Venezuela para engañar, desinformar y desorientar a la opinión pública disidente.

Es a estos últimos a quienes debemos enfrentar con más más fuerza, con compromiso y trabajo en equipo.


La MUD-FA utiliza a sus palangres («periodistas» dentro y -especialmente- fuera del país) para engañar, desinformar y desorientar a la opinión pública disidente.


Hagamos un juramento

Ahí tenemos los hechos, la gran pregunta es: ¿Qué haremos con ellos? Bueno, depende de que tan digno, honorable y comprometido sea quien lee este texto.

El compromiso de cada uno de nosotros debe partir de esto: jurar que en el 2020 no apoyaremos a la MUD-FA en absolutamente nada de lo que planteen, propongan, anuncien o inventen. Nuestra posición debe ser la de declararlos -de una vez y para siempre- lo que son: Nuestros peores enemigos, el mayor estorbo que hemos tenido para salir del chavismo.

Y aquí viene el juramento…

Todo venezolano de bien, que quiera un país libre, desarrollado, de respeto a la propiedad privada y sin socialismo, se compromete a trabajar en equipo con todos aquellos con los que tiene ideas y principios en común. Todo venezolano, especialmente el libertario, debe enfocarse en trabajar masivamente y en células integradas, prestando más atención a las cosas que tienen en común, que perdiendo el tiempo en las pocas diferencias.

Todo venezolano de bien, en el 2020, se compromete a no reaccionar, sino a actuar. A no dejarse llevar por el mal hábito del conflicto, sino a encontrar puntos de acuerdo con quienes comparte las ideas y la visión de país que tiene; jamás con el chavismo.

Todo venezolano de bien, en el 2020, jura no apoyar nunca más a los políticos de la izquierda venezolana, a los integrantes de la MUD-FA, a hacerle guerra comunicacional a sus palangres dentro y fuera del país y a trabajar en equipo y apoyar la construcción de una nueva, verdadera, comprometida y libertaria oposición.

Todo venezolano de bien, en el 2020, se compromete a apoyar en el impulso de nuevos líderes, de nuevos influencers, de nuevos movimientos políticos, medios de opinión alternativa, periodistas y una nueva forma de hacer política: la política comprometida con la vida, la libertad y la propiedad.

Todo venezolanos de bien, en el 2020 y en adelante, se compromete -y jura a sí mismo- que trabajará para generar una matriz de opinión nueva, alejada de las ideas socialistas, de la izquierda, y comprometida con los principios libertarios: Propiedad privada, Gobierno Limitado y Libre Mercado.

Este es el juramento:

Yo, José Miguel, ¡Juro trabajar todos los días para alcanzar estos objetivos, desde donde quiera que yo esté!

A todos los que quieran empezar, únanse a la Comunidad de Colaboración Libertaria (CCL) que hemos creado. En este link lo pueden hacer. Y si quieren información antes de hacerlo, vean el video que les comparto al final de este artículo.

 

Por: José Miguel

¿Te gustó este artículo?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+