Skip to content
bitcoin el nacimiento del dinero

Bitcoin: El nacimiento del dinero – PARTE 1/3

Jose Jauregui

Jose Jauregui

Venezolano, estudiante de Economía, creyente del liberalismo, las ideas de libertad y la Economía Austriaca. Soy responsable de mis acciones e ideas.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+

Este es el primero de tres artículos en los que busco explicar un tema que hoy está en toda conversación como lo es el Bitcoin, como dinero y medio para proteger sus ahorros o dinero ante las acciones recurrentes de los gobiernos y los Bancos Centrales. Por lo que tratare de ir desde el nacimiento y aparición del dinero, pasando por el Bitcoin como posible opción de moneda y -por último- mi posición sobre lo que puede pasar entre estas y el cómo puede ser una puerta de entrada para que tengamos no solo más opciones de dinero, sino un dinero que sea más sano.


Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

 

El nacimiento del dinero

Cuando llegamos a este mundo, partimos desde ese momento hacia el futuro, sin mirar al pasado o tratar de entenderlo, tomando como dadas muchas de las cosas que hoy nos rodean. Donde entre muchas de estas cosas está el dinero, muchas personas piensan que el dinero simplemente apareció por medio de un decreto o una ocurrencia de una persona y todos los demás lo siguieron, pero esto no fue así, y en realidad tomó mucho tiempo lograr ser un medio aceptado por todos.

Algunos historiadores y economistas han llegado a la conclusión que el dinero apareció debido a los propios Estados -y en este caso sus gobernantes, el cual tomó preponderancia debido a que los reinos o gobiernos necesitaban cobrar sus impuestos, pero estos debían ser bajo un medio que todo el mundo podría utilizar y así fijar su precio y cantidad. Pero podría ocurrir que solo las personas usaran ese dinero fijado para pagar impuestos y no necesariamente fuese utilizado para el comercio en general e -inclusive- podría tener problemas cuando de comercio internacional se trata, a la hora de comerciar con otros países y que estos tuviesen dinero diferente que solo serviría para pagar impuestos en un país A o B. 

Por lo que la teoría que mejor podría explicar la aparición del dinero es la desarrollado por la escuela austriaca entre ellos Menger el cual decía: 

<Sólo se puede entender verdaderamente el origen del dinero si aprendemos a considerarlo como una institución social, como el resultado espontáneo, el producto no planificado de los esfuerzos específicamente individuales de los miembros de la sociedad>

La forma de cómo el dinero proviene de forma espontánea y no planificada llevó a estos autores ha retroceder en el tiempo hasta las sociedad primitivas donde estas no producían más allá del consumo diario y solo intercambiaban mediante el trueque o intercambio directo, pero luego a medida que el tiempo pasó y las sociedades evolucionaron apareció el intercambio indirecto el cual, obligaba a las diferentes sociedades a tener algún mercancía común, que valoraran igual para poder usarla como medio de cambio, de esta forma la mercancía solo se usaba para comerciar a fin de obtener la mercancía deseada. 

Menger se refería en su libro “EL dinero” de la siguiente manera: 

<Los medios de cambio, en su origen, nacieron y luego se convirtieron, por progresiva imitación, medios de uso general, no por ley o convención, sino por costumbre, o sea a través de las acciones convergentes, en cuanto correspondientes a impulsos y proyectos intelectuales semejantes, de individuos que vivían juntos en sociedad>

A través de la historia hemos visto cómo distintas mercancías han llegado a ser “dinero” entre ellas conchas, cabezas de ganado, café, azúcar, sal y por último los metales preciosos como el oro, la plata y el cobre. No fue más que las sociedades empezaran a intercambiar para que espontáneamente estas pudiesen -por medio de la prueba y error- lograr generar un medio común para ambos y es por esto por lo que -de manera general- comenzó a formarse una serie de características a través del tiempo para poder comprender qué mercancía y cuál no podría llegar a ser dinero. 

Entre dichas características encontramos: que debe ser divisible, homogénea, durable, dificultad de falsificación, transportabilidad y de uso o aceptación generalizados. De esta manera podemos comprender cómo fue que terminaron siendo el oro, la plata y el cobre las mercancías preferidas para usarse como medio de cambio o dinero. 

A medida que más y más personas, sociedades y comerciantes aceptaban como uso general las monedas de metales preciosos, se fue desarrollando también, una serie de servicios complementarios como las casas de depósitos y los prestamistas. El primero tenía como función, permitirle a las personas depositar o almacenar sus piezas o monedas de oro, de esta manera no tener que cargar siempre estas encima y -a cambio- estas casas le otorgaban un papel o documento donde certificaban q el mismo valía por cierta cantidad de oro. Así nació la clasificación de dinero, la cual va desde el dinero mercancía (oro, plata, cobre), los sustitutos monetarios como el papel o documento antes mencionado, los medios fiduciarios y por último ya más recientemente el dinero Fiat, donde este último simplemente es el dinero que está respaldado por quien lo imprime; esto lo veremos más adelante.

Así fue como -alrededor del dinero- se creó todo un sistema o institución social, apareciendo luego los Bancos, los cuales funcionaban de una forma muy distinta a como funcionan hoy en día. Los bancos, en su totalidad privados, eran libres en muchos países de crear e imprimir su propio dinero, así como decidir si funcionar bajo un sistema de reserva fraccionaria (la cual consiste en solo guardar un porcentaje de los depósitos para hacer frente a retiros y la demás, prestarla) o los bancos con sistemas de encaje del 100% como pudo ser en su momento el Banco de Ámsterdam (este sistema exigía mantener el 100% de los depósitos y hacer la diferencia entre el dinero que sería solo para guarda o custodia y dinero para préstamo, el cual este último recibiría un interés) 

De esta manera, durante décadas funcionó un sistema de banca libre, entre los cuales se encontraban países como Canadá, Estados Unidos, Escocia, Colombia. Todos ellos, de manera privada, competitiva y descentralizada, funcionaban bajo un patrón oro, el cual le dio al dinero una gran estabilidad por más que pasaran los años y -claro está- resaltar que evita los fuertes ciclos económicos que vivimos hoy en día.

¿Te gustó este artículo? ¡Compartelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+