Skip to content
La importancia del ahorro y el trabajo duro

La importancia del ahorro y el trabajo duro

Jose Miguel

Jose Miguel

Antes de conquistar el poder, debemos conquistar los medios, por eso fundé esta revista y no un movimiento estudiantil. Coméntame tu opinión en Twitter aquí @JP_7_
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+

«Capitalismo, ahorro y trabajo duro.»


 

¿Prefieres escuchar? Aquí lo tienes en podcast:


Tiempo estimado de lectura: 7 minutos

 

A veces me debato entre la idea de seguir promoviendo las ideas de la libertad o concentrarme en conseguir alternativas para poder ganarle a la inflación y ser financieramente libres de todo el sistema perverso que la izquierda tiene montado.

El tema del ahorro es clave para sociedades de primer mundo como Estados Unidos, por lo cual el estar viviendo por más de 6 años en este país me ha llevado a reconocer su importancia y también el muy poco interés que le colocamos los latinoamericanos a este tema.

No nos culpo, vivimos en economías inflacionarias y el ahorro parece imposible, así que me dispongo a compartir lo que he aprendido sobre el ahorro.

En Twitter escribí:

Poniéndolo en términos económicos, muchachos, la cosa es así: La única forma de crear abundancia es produciendo más de lo que necesito. No hay otra. La gente rica y los países ricos lo son porque saben esto y lo ponen en práctica diariamente.

Algunos dice que «no», que «ahorrar es una estafa» porque aprendieron esa vaga definición de que «ahorrar es tener dinero en un banco haciendo nada». No, eso no es «ahorrar», eso es prestarle dinero al banco y al gobierno a cambio de nada y con la garantía de tener menos mañana.

No importa si la economía es pujante o inflacionaria, el problema no es «ahorrar», sino lo que conocemos como ahorrar. Si usted agarra $100 y los deja en su cartera o en un banco por el periodo de tiempo que quiera, ESO NO ES AHORRAR, eso es coleccionar papel.

Lo primero que uno tiene que hacer cuando quiere ahorrar es matemática divertida: Escribo mis ingresos, los que tengo y planeo tener por cierto tiempo. Escribo mis gastos, los que tengo y planeo tener por cierto tiempo; hago la resta y veo cómo estoy hoy día. Si la resta me da positivo o negativo, lo que hay que hacer es exactamente lo mismo en ambos casos. ¿Qué?

La más difícil:
Preguntarse cómo puedo hacer más dinero del que hago hoy.

La más fácil:
Preguntarse cómo puedo disminuir lo que gasto hoy, quitando lo que no necesito.

El primer paso para ahorrar es crear el hábito de que en la resta de ingresos menos gastos, nos quede «alguito» siempre. No se den cabezazos, ni se reprochen si «es poquito», que toda vaina en esta vida comienza con pasos pequeños, pero seguros.

Los derrochadores, los descerebrados, las personas que quieren impresionar a otras y los tontos -financieramente hablando- jamás pueden ahorrar. Esas personas usualmente gastan todo lo que tienen y si poseen tarjetas de crédito, las usan como si fuesen «ingresos adicionales».

Solo la gente madura, seria, responsable e inteligente, ahorra, porque ahorrar requiere una mentalidad poderosa, una personalidad que no se deja manipular y una visión que va más allá de las necesidades del momento. Solo los inteligentes pueden ahorrar.


 

Ok, ya hice mi resta de Ingresos – Gastos y «me queda alguito». ¿Qué hago?

Si la moneda de tu país está siendo castigada por la izquierda con hiperinflación, cambia inmediatamente de tu moneda nacional, a una extranjera que sea más fuerte; solo para ganar algo más de tiempo. Si estás más involucrado con la tecnología, entonces cambia la moneda pupú de tu país por una «stablecoin» en el sistema financiero de cryptomonedas, también para ganar tiempo.

Haz la tarea de investigar cuáles son las confiables, Recuerda: Es para ganar tiempo.

Si eres más arriesgado, con ese «alguito» que te queda busca ahorrar en activos financieros o activos digitales. Si vives en Latam, difícilmente creo que puedas comprar acciones de la bolsa desde tu celular como en EE.UU., pero sí puedes comprar #Bitcoin, por ejemplo.

Si el «alguito» que te queda es una buena tajada, entonces prueba comprar cosas que conserven o aumenten su valor en el tiempo. En países tercermundistas es común ver que la gente compra computadoras, carros, celulares y motos porque saben que los pueden vender más caros mañana.

¿Qué más hacer con ese «alguito» para que sea más y ganarle a la inflación? En EE.UU. se le conoce como «cashflow business»: hacer algo que tenga alto potencial de generarme más efectivo. Vendan chicha, perrocalientes, corten pelo o se compran una moto y hacen deliveries.

Dependiendo del país en el que estén, los «cashflow businesses» pueden variar acorde al tipo de economía. Hay países donde pintar casas, cortar grama o hacer decoración de jardines, interiores y exteriores, son excelentes generadores de efectivo constante. Hagan la tarea.

¿Quieren ser más arriesgados con ese «alguito» que les queda? No soy fan del trading, pero hagan trading. Ábranse una cuenta en Binance, transfieran una porción, elijan 4 criptomonedas que estén dispuestos a estudiar y evaluar y comiencen a comprar y venderlas. Hagan la tarea.

La persona que quiere ahorrar tiene que estar dispuesta a decirle que no a la mayoría de las invitaciones de rumba los fines de semana. Quien quiere ahorrar tiene que saber cuándo puede ir a cenar en ese restaurante y cuándo no. Y quien quiere ahorrar sabe porqué dice que no. Quien quiere ahorrar sabe cuándo puede posponer la compra de algo que quiere, pero que puede esperar, que no es urgente. Quien quiere ahorrar sabe sacrificar unas cosas a cambio de otras mejores, porque le permiten alcanzar lo que se propuso.

AHORRAR ES UN MINDSET.

Y una cosa importante: El que quiere ahorrar no se come la labia de «lo que tienes que hacer es poner el dinero a trabajar por ti», porque sabe que PARA PODER PONER DINERO A TRABAJAR POR MÍ, PRIMERO TENGO QUE AHORRAR EL DINERO.

Así que, no se dejen tontear en la calle; para poder invertir y para poner el dinero a trabajar por ti, primero hay que hacer algo: AHORRAR. Nadie puede vivir en la fantasía del «super inversionista sabelotodo» si NO TIENE NI UN SOLO CENTAVO PARA INVERTIR. Ahorren primero, para que luego tengan qué invertir.

Yo comencé este mensaje con la cita de Miguel Anxo Bastos que dice: «Capitalismo, ahorro y trabajo duro», les explico porqué: Capitalismo es: la intención de crear abundancia. Ahorro es: para poder invertir. Y trabajo duro: para no depender de nadie, hacer más dinero y vivir feliz.

¿Te gustó este artículo? ¡Compartelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+
Nixon Piñango - Desktop
Nixon Piñango - Mobile

Revista tu email una vez te suscribas